©2019 by Estudio de Kabalá

EL MUNDO DE ATZILUT

El mundo de Atzilut fue el primer mundo en lograr existencia; es el más elevado de nuestro Universo y comprende las 2 sefirot más altas del Árbol de la Vida:

  1. la sefirá 1 Keter - que representa la presencia Divina en nuestro sistema - y

  2. la sefirá 2 Jocmá - la 2ª en grado descendente - su puerta de entrada desde la Tierra.

 
Tree_of_life_bahir_Hebrew editado editad

EL MUNDO DE BERIÁ

El mundo temporal

El mundo de Beriá que nace en la sefirá 3 Biná es también llamado el Trono de Gloria, porque es en esta esfera donde Dios – YHVH - “se sienta”, esto es, se acerca voluntariamente a su creación.


Porque un trono es el lugar donde alguien se sienta, y para sentarse, hay que descender. El Trono en el que se sienta Dios es el mundo de Beriá: aquí, Dios desciende, de forma voluntaria, para acercarse a su creación.

 

EL MUNDO DE YETZIRÁ

El Zeir Anpin (ZA)

El Olam Yetzirá es el universo más alto que puede visualizarse con los ojos físicos; son los cielos intermedios que separan la Tierra del Cielo superior que se aloja en la sefirá 3 Biná. En el Árbol de la Vida son las 6 sefirot centrales, a las que se conoce como ZA (Zeir Ampin o rostro pequeño de Dios) y que se corresponden con los planetas visibles al ojo humano (Mercurio, Venus, Marte, Júpiter más las luminarias, la Luna y el Sol). Estas 6 sefirot son las que representan, de forma general, el sometimiento a las leyes de la astrología porque del mundo de Yetzirá proceden las energías astrológicas que llegan al planeta.

 

EL MUNDO FÍSICO: SEFIRÁ 10 MALJUT

El Reino - El mundo de Asiyá

Asiyá, el mundo de la Acción y de la Materia


Con la formación en el mundo de las sefirot (Olam Atzilut) de la sefirá 10 Maljut - opuesta a la sefirá 1 Keter - se formó en el extremo inferior el Olam Asiyá o mundo inferior del Árbol de la Vida. Es el mundo físico donde se recibirá lo que se ha gestado en los órdenes superiores. Su centro, a efectos conceptuales, es el planeta Tierra y el ser humano que reina sobre él, aunque ni uno ni otro han sido todavía creados.


Asah es hacer, implica acción, porque en el mundo físico es necesario actuar, hacer, para conseguir las cosas. Las 10 sefirot del árbol de este mundo de Asiyá son los 10 chacras del mundo y del cuerpo humano, los centros receptivos de energías.